167 personas consiguen acceder a un empleo en 2015 gracias a Fundación Cáritas Chavicar

Volver a Noticias

Como cada año en el marco de la celebración del Día del Trabajo, Fundación Cáritas Chavicar ha presentado esta mañana su memoria de 2015. El recurso específico de Cáritas La Rioja en materia de empleo atendió en 2015 a 2.077 personas en sus servicios sociolaborales. “Destacan los más de mil participantes (1.044) de seguimiento, es decir que fueron atendidos por primera vez en años anteriores, lo que indica la cronicidad de la problemática en el acceso al empleo de las personas que atendemos”, ha señalado Inmaculada Espila, responsable del área sociolaboral de la entidad.

Casi un 60% de estas personas son parados de larga duración lo que hace que el esfuerzo por mantener la motivación y la constancia en la búsqueda de empleo sea uno de los aspectos claves a tener en cuenta en los itinerarios de inserción llevados a cabo. “Entre los participantes observamos sentimientos de culpa, frustración y vergüenza; reducción de las relaciones sociales y desestabilización de las relaciones familiares”, ha recalcado la responsable del área.

Es por ello que se ha intensificado la labor de prospección y captación de ofertas laborales. Gracias a ese esfuerzo, el pasado año se gestionaron un 50% más de ofertas que en 2014. En total se visitaron 118 empresas y se tramitaron 328 ofertas (destaca el sector servicios, con perfiles sanitarios cualificados y la asistencia en el hogar, ámbito de especialidad de la red de Cáritas). En dichos procesos participaron 913 personas, consiguiendo 167 de ellos (29 más que en 2014) acceder a un empleo. “Es por ello que hacemos un llamamiento al tejido empresarial riojano, que sepan de nuestro trabajo y confíen en nuestros servicios de intermediación laboral. Porque hay muchas personas que necesitan recuperar sus vidas y porque podemos garantizar perfiles que se ajusten totalmente a sus necesidades”, ha continuado Inmaculada Espila.

La agencia de colocación gestiona tanto los curriculum vitae de los participantes derivados de los grupos de Cáritas, como de otros recursos (colaboración con Obra Social La Caixa, Bankia o Ibecon) y también autocandidaturas, ya que su local está a pie de calle (c/ La Campa, 1). “El perfil de los participantes es mayoritariamente mujer, de nacionalidad española y de entre 30 y 40 años, con estudios primarios. Si bien cabe destacar que el 18% de los participantes poseen estudios superiores. Observamos una creciente sobre cualificación, es decir, personas altamente preparadas que van perdiendo expectativas y acaban aceptando trabajos con menos requerimientos”, ha remarcado Espila.

En cuanto a los contratos conseguidos, el 43% de ellos fueron de más de 6 meses; el 36% de entre 1 y 6 meses; el 12% de menos de un mes y el 9% indefinidos. “La creación de empleo que conseguimos es positiva y vemos ese 9% de indefinidos con mucha satisfacción, pero tenemos que resaltar la temporalidad de las contrataciones y, en algunos casos, la parcialidad. Eso lleva a indicar que actualmente tener trabajo no es sinónimo de estar fuera de riesgo”, ha aseverado Inmaculada Espila.